Etiquetas

, , ,

El Gobierno sustituye la selectividad por una prueba final de Bachillerato
21 de septiembre de 2012

Así queda el sistema educativo Foto: Matías Cortina / TerraAsí queda el sistema educativo
Foto: Matías Cortina / Terra


El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el anteproyecto de ley de reforma educativa, tal y como ha informado la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que ha comparecido en rueda de prensa junto al ministro de Educación José Ignació Wert.

Santamaría ha comenzado su intervención recordando la propuesta de nombramiento de las nuevas responsables de la Comisión Nacional del Mercado de Valores: Elvira Rodíguez como presidenta y Lourdes Centeno como vicepresidenta. Pero inmediatamente se ha centrado en la importante reforma, “una de las principales reformas estructurales del Gobierno para fortalecer la formación integral de los ciudadanos”, ha indicado.

“Queremos conectar el aula con el empleo”, ha señalado la vicepresidenta del Gobierno. Y, en esta línea, el ministro Wert ha considerado que es necesario resolver el abandono educativo temprano, pero también “mejorar el invel educativo, la empleabilidad y la competitividad”.

Evaluaciones en todos los niveles

El ministro Wert ha desgranado las novedades de la reforma educativa. Lo más novedoso es la desaparición de la selectividad, que será sustituido por una prueba final de Bachillerato. De hecho, se trata de incrementar la evaluación estandarizada en todos los niveles educativos.

Así habrá dos exámenes en primaria (en 3º y 6º), “para evaluar la evolución”, según ha dicho el ministro Wert, pero sin consecuencias individuales. Es decir, seguirá siendo competencia exclusiva de los centros educativos si el alumno puede o no pasar de curso.

En Secundaria habrá otro examen tras el cuarto curso, del que dependerá la obtención del correspondiente título. Además se inicia la separación del alumnado un año antes, de tal forma que el actual curso de 4º de la ESO será sustituido por un curso de preparación para el Bachillerato o un curso de preparación para la Formación Profesional. La prueba de final de la secundaria será distinta para los alumnos de una u otra variable.

Finalmente, se introduce también un nuevo examen al final de los dos cursos Bachillerato: de su aprobación o suspenso dependerá la obtención del correspondiente título. El Bachillerato se reduce a cinco vías (Ciencias e Ingeniería, Ciencias de la Salud, Humanidades, Artes y Ciencias Sociales), y el conjunto de la etapa entraá un peso del 60%, mientras que ese nuevo examen final sumará el 40% restante. Vendría a sustituir a la actual selectividad, de tal forma que quedará en manos de los centros educativos la decisión última de la metodología de sus pruebas de acceso.

Más poder para el ministerio

El ministro Wert ha anunciado que se refuerzan las competencias del Ministerio para fijar contenidos comunes, que supondrán el 65% del temario en las comunidades autónomas con lenguas cooficiales y un 75% en las que no las tienen. Pese a todo, Wert ha asegurado que no se trata de una “recentralización” ya que no se “pretende despojar a las autonomías de la gestión de la educación”.

Costará 300 millones de euros

El ministro ha cifrado en unos 300 millones de euros el coste base de la reforma educativa, cuyo anteproyecto ha aprobado hoy el Consejo de Ministros. El titular de Educación ha diferenciado el coste de implantación y el coste de consolidación de la reforma, y ha observado que será más cara cuanto mayor sea el éxito de la misma, ya que si se consigue reducir el abandono y el fracaso escolar el número de alumnos en las aulas será mayor.

José Ignacio Wert ha observado además que el coste definitivo dependerá de factores demográficos, algunos de los cuales son “perfectamente previsibles”, en relación al movimiento natural de la población, y de otros “con un cierto contenido de incertidumbre”, los que tienen que ver con el flujo migratorio. “Se trata de una reforma neutra en sí misma en cuanto a su implantación desde el punto de vista económico, y que exigirá más inversión cuanto mayor sea su éxito”, ha concluido Wert.

 

Anuncios